Tú eres el único que consigue robarle estrellas al cielo y que cada noche sea mágica.

Tú eres el único que hace posible que el sol luzca en mi ventana

aunque amanezca nublado y sombrío

aunque llueva y haga frío, y despierte descalza.

Contigo lo complicado no existe

porque haces fluir la brisa que acaricia mi cara.

Mirarte es perderse en el abismo de las palabras

donde ya no es posible expresar nada.

Sólo sé que si tú me miras, el tiempo no avanza.

Y ya no importa que haga frío, llueva o vaya descalza

porque después de mirarme me besas y me proteges por siempre con tu mirada.

 

¡Gracias por leer!

¡COMPARTIR ES VIVIR!

También te puede interesar ...

4 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.