Tu sombra

Tu reflejo, tú y tu sombra.

Todas forman parte de ese todo que es tu persona.

Lograr el equilibrio entre lo que eres

lo que arrastras y lo que proyectas

es una tarea complicada.

A veces intentas quererte

que te acepten

pero ocultar tus peores dramas.

A veces hay miedo

frustración

pero muchas ganas.

Otras tantas sacas todo lo que tienes

dejas todo lo que cargas.

Te olvidas de prejuicios

tópicos

géneros

o malas palabras.

Y te conectas con las tres.

Sin presiones, sin miradas.

Es entonces cuando descubres aquello que llaman libertad.

La libertad personificada.

¡Gracias por leer!

¡COMPARTIR ES VIVIR!

También te puede interesar ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *