Diario de viaje: Helsinki

Quizás de todos los destinos posibles para visitar en Nochevieja, Helsinki sea uno de los menos típicos, pero como todo lo no típico, creo que tiene aún más encanto :).

No sé si es el cariño que mi chico y yo les tenemos a los países nórdicos, ya que vivimos en Suecia una temporada, o ese frío gélido pero seco de Invierno, que puede producir rechazo en un primer momento, pero os aseguro que engancha y es mágico. Por no hablar de los paisajes de esta zona de Europa, plagados de naturaleza y lagos, o lo que nos gusta su gastronomía y lo bien que se cuidan. También la amabilidad, humildad y civismo de su gente, lo “bonicos” que son los bebés y niños , tan rubitos y blanquitos, con sus monos de una pieza rebozándose en la nieve. Además de lo guapísimas que son todas las chicas, con ese cutis perfecto a las que fácilmente echarías 10 años menos y podrías quedarte horas mirando embobado (los chicos demasiado blanquitos para mi gusto jejeje).

 

Os invito a dar una oportunidad a estos Países: Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca e Islandia. Yo los he visitado todos excepto el último y sin duda son lugares donde, a pesar de las poquitas horas de luz en Invierno, viviría. Prima la tranquilidad y serenidad, que no aburrimiento. Algo que yo valoro mucho.

 

helsinki_nictecillareflexiona

 

La calidad de vida es la mejor de Europa, con muchos beneficios para los trabajadores, las familias y para los estudiantes.  Aunque un 45% del sueldo se deduce en impuestos, estos van destinados a un sueldo vitalicio para todos los niños hasta que tienen 18 años, además de educación gratis, bajas maternales de 9 meses y paternales de 2 meses y medio, que se pueden alternar. No hay apenas tasa de paro ya que todos empiezan a trabajar y se independizan desde bien jóvenes. No son clasistas con el empleo, todos trabajan de todo. Son gente muy casera, intelectual, humilde. Además se come muy equilibrado y la cultura de la vida sana y ejercicio está más que instalada desde hace muchísimo tiempo. Aunque también coman bastantes golosinas y hagan unos postres riquísimos (hace mucho frío y todo eso se quema jejeje), toman mucha verdura y fruta. Es normal encontrar en las tiendas piezas de fruta para comprar por unidades. En todos los supermercados hay mil y una opciones saludables. Hay gimnasios 24 horas, pistas cubiertas de cualquier deporte y muchísimas opciones para practicar al aire libre. Ayer mismo, en nuestro último día en Helsinki, fue la primera nevada del año. Ya sabéis lo mucho que la esperaba por el follón que di por Instagram, y al final ¡nevó! 🙂  Lo lógico sería pensar que no habría ni un alma por la calle y la gente estaría calentita en casa, bajo la manta y un chocolate. Pues… ¡para nada! No he visto tal cantidad de gente corriendo por los parques en un día soleado en Madrid, como lo vi ayer con unos centímetros de nieve.

 

helsinki_centenario_nictecillareflexiona

Helsinki fue, hasta hace 100 años, colonizada por Suecia y Rusia depende del periodo de la historia. Ambos países la conquistaban tras las sucesivas Guerras y Pactos de Paz, hasta que, en 1907, consiguió la tan ansiada independencia. Sin prepararlo nos encontramos con este aniversario de 100 años de Independencia allí, que sumado al año nuevo, hizo de nuestra estancia una experiencia super especial y bonita. La ciudad estaba llena de escenarios con espectáculos, la decoración navideña era preciosa por todas y cada una de las calles. Había muchos museos que prolongaban su hora de apertura o no cobraban entrada. Quizás si hay algo “malo” de estos países es que en relación a España, son más caros, sobre todo a nivel turismo. Además en el resto de cosas, el nivel de vida es mayor ya que los salarios son mínimo un 50% más altos que en España. En Helsinki (Finlandia) a diferencia de Suecia o Noruega, hay Euro, y para que os hagáis una idea, en un restaurante el precio normal de un plato principal ronda 20-30€, cuando en España sería de 15-20€.

Lo mismo ocurre con los taxis, el transporte (bus, metro, tranvía), tickets de museos… etc. Sin duda lo más caro es el alcohol, siempre dependiendo del tipo, ya que es el tercer país con mayor impuesto en bebidas alcohólicas. Una cerveza ronda los 7-8€, una copa de vino los 8-10€ y un combinado los 15-20€.

Todos estos impuestos  van destinados a la educación de los niños escandinavos, que en su mayoría es gratuita. Lo mismo ocurre en Suecia. Ojalá aprendieran en España.

Nuestro viaje fue cortito, de 30 de Diciembre a 3 de Enero, pero creo que muy bien aprovechado. Habíamos preparado todo para poder ir con Simbita en cabina, nuestro perrete, pero en el último momento leímos la letra pequeña de la compañía aérea, Norwegian, y vimos que no podía volar al tratarse de un vuelo internacional (sólo pueden volar en vuelos Nacionales). Hay otras compañías que sí lo permiten cómo Iberia, por si queréis volar con perretes. La próxima volaremos con ellos.

Esta ciudad es súper pet friendly. El hotel lo era, y había muchos más que miramos que también. Los centros comerciales, las cafeterías, los transportes en barco. Además hay mucha naturaleza y parques por la ciudad para ir con ellos. No sé si era por lo mucho que lo echábamos de menos, pero veíamos perros en todos lados.

Nos quedamos en el Scandic Park Hotel, a 15 minutos escasos del centro de Helsinki y que tiene en frente un lago y un parque muy bonito. De hecho fue en este lago desde donde vimos los fuegos artificiales de fin de año. El hotel tiene muy buen precio por habitación para ser Finlandia (100€ la doble/noche), tiene un desayuno buffet ecológico y es muy grande. También tiene sauna finlandesa, gimnasio y piscina cubierta, aunque muy a mi pesar fría, así que sólo los nórdicos y mi chico se metieron, que es un valiente.

De lo primero que suelo hacer de viaje para integrarme y sentirme como una más, es ir a un Supermercado. Bueno, por eso y porque soy una friki de ellos. Como buena foodie me encanta recorrer todos los pasillos y perder la noción del tiempo intentando traducir etiquetas y eligiendo lo más típico. En los supermercados de Helsinki me sorprendió lo integrada que está la vida sana y equilibrada, con muchísimas opciones saludables de alimentos integrales como panes (de todos los tipos y a cada cuál más integral y negro), cereales (bulgur, espelta, quinoa), alimentos sin gluten, sin lactosa, de soja… y no en secciones aparte, sino integrados con todos los demás. También alimentos altos en proteínas, barritas, polvos. Lo que más me gustó: buffets de ensaladas, de fruta natural o congelada de todas clases, de frutos secos… etc.

Algunas cosas que compramos en Helsinki

Lo que siempre suelo hacer en los viajes, y este no fue menos, es comprar estas cosas al principio, algunas para llevar a casa y otras para tomar en las excursiones o visitas que hagamos, ya que en los viajes lo que menos priorizo es sentarme a comer en un restaurante. Prefiero ver muchas más cosas adaptándome a las horas de luz del lugar que visito, en ese caso, de 9 a 15:30, y sentarme a comer más tranquila a partir de que anochezca.

En Helsinki puedes encontrar panes de todas clases ya partidos para sandwichs, no los típicos blancos que tenemos más que vistos J. También embutidos muy diferentes y especiados, quesos en lonchas ahumados, en crema, mermeladas, mantecas de frutos secos …etc, para rellenarlos. Tienen muchísima, y cuando digo muchísima, es MUCHISIMA, variedad de lácteos. Mi eterna perdición. Encima en tamaño maxi, en cartones de leche pero rellenos de yogur. Muchos vienen ya con su cucharita para llevar y son ideales para estos picnics. Por supuesto el salmón, algo que debéis probar. No hay color. También se llevan mucho los arenques y las mostazas y caviares. Eso sí que merece la pena traérselo :).

También tienen muchas barritas, bebidas energéticas y aguas vitaminadas, casi todas mucho más naturales que en España.

En definitiva te puedes montar un picnic muy guay y mejor de precio  que comer de restaurante o con mayor calidad que comer de comida rápida cada día.

Os cuento rápidamente nuestro itinerario de los días que estuvimos y lo que pudimos ver y lo que nos hubiera gustado pero no pudimos.

Día 1: 30 de Diciembre

Llegamos al hotel hacia las 15:00 de la tarde hora de Helsinki (1 hora más) y después de dejar las cosas y descansar un poco tras el viaje, fuimos a visitar el centro.

Comimos/merendamos/cenamos en un sitio que no habíamos mirado, Harald, un restaurante Vikingo. Al final fue una pasada de lugar, con las típicas jarras de cerámica con cerveza artesana, una comida buenísima y una decoración chulísima. Sin duda mereció mucho la pena arriesgarse. De precio lo que os contaba, de 20-25€ por plato principal. Pedimos sólo platos principales para cada uno. La bebida fue lo más caro. Cuando acabamos de comer ya eran las 19 de la tarde, noche cerrada en Helsinki. Entramos al Supermercado y empezamos a cargar cosas típicas para los siguientes días. Os enseñé un poquito por Stories. Me hubiera gustado descargar los videos pero la wifi del hotel no permitía descargas. Llegamos al hotel y como la Sauna cerraba a las 22:00, aprovechamos para subir un ratillo. Las saunas en Finlandia suelen ser separadas por sexos y la gente entra en bolinguis. Yo estaba en plan pudorosa y entré en bañador, pero quizás la próxima me anime jejeje.

Día 2: Nochevieja

El día de Nochevieja madrugamos para desayunar prontito (8:30h) y visitar cosas por el día. Paseamos por Helsinki y estuvimos echando fotos por la ciudad, visitando los sitios típicos, los mercadilos navideños, hasta llegar al puerto, donde cogíamos un ferry a Suomenlinna, una isla que sin duda no os podéis perder. Esta isla es una fortaleza donde se desarrollaron muchas batallas durante las diferentes Guerras y además de ello, tiene casitas típicas finlandesas de colores pasteles y cafeterías con muchísimo encanto. Entramos a una de ellas a tomar unos cafés y tés y unos dulces típicos y salí completamente enamorada. El ferry para ir es muy barato (2,70€ i/v), tarda 15 minutos y después te vuelve a dejar en el puerto.

Para culminar el día y como el gym estaba cerrado, salimos a correr por el lago de enfrente del hotel, con los primeros fuegos artificiales, luces y un ambiente chulísimo. Como os conté por Instagram, nos marcamos nuestra propia SanSil Finlandesa.

En Nochevieja tiran fuegos artificiales en ese mismo lago y toda la gente se reúne allí con sus copas y champán para brindar por el nuevo año. Nosotros no teníamos uvas y comimos frutos secos. Hay que tener recursos :).

Día 3: 1 de Enero. Año nuevo

Para este día en el que todo posiblemente estuviera cerrado, elegimos irnos de ruta senderista por el Parque Nacional de Nuuksio, una de las experiencias más bonitas que he vivido nunca. Pasear por esas arboledas inmensas, rodeadas de musgo y naturaleza y sobre todo andar por el lago helado, ante tal inmensidad, es algo que no olvidaré jamás. Las fotos hablan por sí solas.

 

Día 4: 2 de Enero. Último día.

Para este último día elegimos un día tranquilo de visitas a parques e iglesias, y para finalizar un poquito de ocio y tiendas. Lo bueno de pasar la Nochevieja en otros lugares de Europa es que las rebajas ya han empezado y puedes aprovechar para comprar todos los Reyes tirados de precio y además, más originales. Yo hice todas mis compras en tiempo record, como compradora práctica que soy J… y para despedirnos de ella Helsinki nos dejaba lo mejor para el final. Fue salir del centro comercial y encontrarnos con todo… ¡NEVADO! Como os decía por Instagram, cuidado con lo que deseáis porque puede que se cumpla. Os dejo muchas fotitos de esos momentos.

Lo que nos hubiera gustado hacer con más días de viaje

  • Cruzar en barco a Tallín (Rusia). Sólo son un par de horas y cambias de pais en un mismo viaje. Hay que llevar el pasaporte en regla, eso sí.
  • Ir a Laponia a ver auroras boreales, montar en trineos…etc. Es un viaje que sin duda merece la pena hacer íntegro y tenemos marcado como próximo destino.

Espero que os haya gustado mi experiencia y os animéis a visitar alguno de estos países. Para mí, sin duda alguna, ha sido una muy muy especial.

Os dejo una selección bastante grande de las fotitos en una galería abajo. Son más de 100 así que si os gustan las fotos, tenéis para aburriros 🙂

Si tenéis cualquier duda comentadme por aquí o por cualquiera de mis redes sociales e intento resolverla.

Un abrazo y … ¡ Feliz año nuevo !

¡Gracias por leer!

¡COMPARTIR ES VIVIR!

También te puede interesar ...

4 comments

  1. Me encanta el blog, me ha encantado la entrada y me han chiflado las fotos, solo tu podias haberlas hecho con tanto tacto… Gracias por trasladarnos a Helsinki y gracias por darnos envidia. ¡¡¡Ahora quiero ir!!!
    Un besito preciosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *