El momento es AHORA

Ni ayer ni mañana, AHORA. Céntrate en lo que haces en cada momento presente y nada será más importante. Si algo ocurre y acaba, deja que así sea. Si algo no llega o no pasa, deja que suceda. Nos pasamos la vida soñando con lo que ocurrirá, imaginando lo que pudo pasar y ya no pasará. Tu momento es ahora. Ahora y ninguno más. El resto ya no depende de tí o aún no va a llegar. Aceptar y ejecutar esto es complicado porque la mente es muy perspicaz, pero un pequeño esfuerzo cada día puede suponer, a la larga, vivir con mayor paz y bienestar. Si te duchas siente el agua caer por tu cuerpo, siente su temperatura, siente ese momento. Si te peinas, céntrate en cómo tienes el pelo, si te gusta más hacia ese lado, si hoy echarás gomina, si hoy lo dejarás suelto. Si caminas, fíjate en cada paso. No mires más allá del sendero, poco a poco, peldaño a peldaño. Con estos pequeños gestos podemos conseguir grandes cosas. La mente es muy muy poderosa. No la dejemos tomar el control de todo.

 

¡Gracias por leer!

¡COMPARTIR ES VIVIR!

También te puede interesar ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.