Mi historia – Parte 4

ansiedad_nictecillareflexiona

Lo que son las cosas. Las vueltas que da la vida y sobre todo, cómo cambia la perspectiva con la que la miras.

Hace un año, en Abril de 2015, mi vida dio un giro de 360 grados. De repente todo mi cuerpo explotó. El miedo me atrapó y cuando mi corazón se aceleraba o palpitaba con mayor agitación, solía pensar que algo malo me pasaba. Temblaba, pensaba en la muerte, en catástrofes, en las peores cosas … continuamente. Me agobiaba por todo y por nada,  lloraba más que reía, me cabreaba, no disfrutaba, sólo complacía. No me veía. No había nada que me calmara.

Este día me dio la crisis de ansiedad más fuerte y me dieron la baja. La sonrisa no es verdadera, intentaba estar bien pero no podía. Esa mañana me levanté nerviosa, me di con una puerta de la cocina en la frente y no podía dejar de llorar.

Deseaba la perfección y nunca estaba satisfecha. Corría sin razón, tachando tareas. La productividad era mi meta.Llegaba a todo y a nada. No me sentía valorada.

Hace un año, y dos , tenía un físico trabajado, tonificado, bonito , real,  para la mayoría delgado. Pero para mí aún no era suficiente, me exigía constantemente y lo que empezó cómo una elección, se convirtió en obligación, en infravaloración, en comparación.

Hace un año, y dos, comía de todo pero cuando comía de más,a veces me sentía mal y doblaba o triplicaba el ejercicio. En mi nevera no había cervezas. Ponía pegas para comer en ciertos lugares, me machacaba mucho si la ropa de repente me apretaba. Encadenaba muchos planes, no paraba, me aceleraba, creía que disfrutaba. No daba tiempo a mi mente a asimilar lo que me pasaba.

Hoy, un año después de mucho aprendizaje, de pasar por cosas que jamás pensé que pasaría, de atravesar los momentos MAS dolorosos de mi vida, puedo decir que sufrir un trastorno ansioso-depresivo ha sido la etapa más productiva.

Hoy, un año después, tras varias dosis de inductores del sueño que me dejaban medio drogada, varias cajas de ansioliticos y otras tantas de antidepresivos…con sus correspondientes efectos secundarios: malestar de estómago constante, mareos, más ansiedad, mala circulación, retención, pesadillas, cambios de humor… puedo decir que ha sido el año más difícil pero MAS productivo de mi vida.

Y no productivo por hacer mil y una tareas en el día, complacer a todos y todas, hacer cosas asombrosas, destacar en el trabajo o  ser la mejor novia del mundo.

Productivo porque ha sido el primer año de mi vida en el que, a pesar de engordar casi 5 kilos, por fin me siento en paz conmigo.

Cuando durante mi baja empecé a hacer yoga

Productivo porque me entiendo, me respeto, me permito, no me bloqueo.

Productivo porque me quiero, me valoro, me concedo, no me veto.

Ahora me doy cuenta que con 5 kg más o 5 kg menos, ya no quiero ser perfecta,ni buscarlo o parecerlo.

Jamás quiero volver a obsesionarme con ello.

Quiero que mi principal objetivo sea ser feliz por dentro para poder sacar fuera lo mejor de mí. Sin limitaciones, sin vergüenzas, sin comparaciones.

Quiero que mi principal prioridad sea estar bien para mi , para mi familia, mi compañero de vida, mis verdaderos amigos y amigas.

Me lo merezco y por fin sé cómo hacerlo.

Sin obsesiones, sin prisas, sin presión.

Con amor, con compasión, con paciencia.

Con el corazón.


Este post es, sin duda alguna, el que más me ha costado escribir desde que abrí el blog. Me desnudo ante todos pero sobre todo, ante mí, sin tapujos, sin filtros. No sabéis lo mucho que necesitaba hacerlo.

¡Gracias por leer!

¡COMPARTIR ES VIVIR!

También te puede interesar ...

6 comments

  1. Hola preciosa.

    En primer lugar gracias por abrir tu corazón de esa forma, no es nada fácil.

    Me siento bastante identificada con muchas de esas sensaciones y creo que gracias a que mucha gente como tú se sincera en cuerpo y alma ayuda a dar el paso hacia un momento mejor a otras personas.

    Me alegro que te encuentres en ese momento tan bueno y espero de corazón que sea cada vez mejor, almas tan especiales como la tuya no merecen menos.

    Un beso preciosa!

    1. Bea, muchas MUCHAS gracias por comentar, de verdad!
      Yo quiero creer en las personas, en que entre ellas puedan ayudarse, y que la mejor forma de hacerlo es esta, conectando… Si esto ayuda a otras personas sin duda seré la chica más feliz del mundo.

      ¡Si! Estoy en el camino de encontrarme cada vez mejor, pero ya sabes, nadie regala nada 🙂 así que pasito a pasito, día a día!!!

      A mí tú me transmites mucha pureza, así que cómo ya te dije, adelante con tus sueños y tu proyecto 🙂

      Un besote enorme!

  2. No se si hacerte la ola o darte un fuerte aplauso por como has luchado contra viento y marea, al final el físico tarde o temprano se va, lo que realmente importa y atrae es el alma de las personas y tu transmites muchas cosas!! Yo estoy en ese camino de transmitir muchas cosas, dejar de ser tímido y preocuparme que no soy un diez fisicamente.

    Sigue así que molas mucho!! 😉

    1. Iñigo ,llevas un año apoyándome y viniendo de tí, no sabes lo que significa para mí … gracias a contarlo pude conocerte y contagiarme de tu energía, porque te lo diré siempre, TÚ si que eres un luchador!!! no dudo que ambos conseguiremos todo lo que nos propongamos, porque lo hacemos desde el corazón!!!!! un besote muy gordo!

  3. Sofía estoy leyendo tu historia y con este post ya me has hecho llorar como una niña porque me siento tan reflejada en tus últimas, se lo que quiero, soy consciente de que no estoy en paz conmigo misma y quiero cambiarlo pero no encuentro el camino para hacerlo y así ando dando bandazos sin saber cómo llegar al lugar que me gustaría estar, como disfrutar de mi misma y ser feliz con más o menos kilos, sola o con pareja, en mi ciudad o a km de ella pero estar bien de verdad.

    1. Hola Alba,

      Disculpa que haya tardado tanto en contestarte.
      Lo primero de todo, creo que el ser consciente de lo que te pasa y querer mejorar tu situación ya dice mucho de ti y de lo valiente que eres. El proceso de autoconocimiento y aceptación es largo, diría que infinito y no sé si alguna vez nos llegaremos a conocer del todo…pero es MUY ENRIQUECEDOR. Quizás te vendría bien algún tiempo para ti sola, puedes mirar mi última experiencia en un retiro de yoga y meditación del último post del blog, por si te inspira.
      Mientras tanto mucha calma y estas en el camino!! aunque no lo veas claro, lo estás. No te rindas y sigue buscando aquello que crees que te podrá ir bien para mejorar. Yo fui al psicólogo y a un psiquiatra porque estaba muy al límite, pero hay talleres, terapias, grupos de apoyo… seguro que encuentras algo que sea para ti.
      Si tienes alguna duda concreta dime y te intento ayudar según mi experiencia.
      Un abrazo!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.